Workforce Development

La brecha de habilidades digitales en la comunidad latina: situación actual y plan de acción

August 19, 2021  • Diego Deleersnyder & Amanda Newman

Durante las últimas décadas, la participación de los latinos en la economía estadounidense ha crecido de manera sostenida. Representando alrededor de 17,5% de los trabajadores en Estados Unidos en 2018, la participación latina en la fuerza laboral se ha casi duplicado desde 1998 (cuando representaba el 10,4%) y las proyecciones estiman que alcanzará el 20,9% para 2028. En paralelo, las empresas en manos de latinos también han proliferado en la última década, incrementando un 34% entre 2008 y 2018, comparado con un crecimiento de apenas el 1% para el resto de las pequeñas empresas. Sin embargo, estas notables contribuciones a la economía enmascaran una sombría realidad que se ha tornado más evidente en la medida en que las empresas han acelerado la implementación de estrategias digitales durante la pandemia de COVID-19: los trabajadores y empresas latinos no cuentan con suficientes herramientas para una transición exitosa hacia la economía digital.

Read this article in English

Incluso antes de la pandemia, un reporte del McKinsey Global Institute de 2019 concluyó que los latinos son el grupo étnico o racial con la mayor tasa de potencial desplazamiento laboral debido a la automatización, estimada en alrededor del 25,5% y afectando a 7,4 millones de trabajadores latinos. Además, los latinos aún se encuentran altamente subrepresentados en la fuerza laboral tecnológica y digital, representando apenas un 8% de los trabajadores en Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemática (sectores conjuntamente denominados STEM, siglas en inglés para Science, Technology, Engineering and Maths) a pesar de constituir el 18,5% de la población estadounidense.

Si bien un reporte de 2020 ha identificado similares niveles de interés en cursos STEM entre estudiantes latinos y aquéllos que pertenecen a grupos históricamente sobrerrepresentados en el sector (blancos y asiáticos), los estudiantes latinos tienden a completar menos cursos STEM, con promedios más bajos y menores niveles de autoconfianza. Por otra parte, las latinas, junto a las afrodescendientes, constituyen el segmento peor remunerado de la fuerza laboral STEM. Factores estructurales de la sociedad estadounidense se encuentran al origen de las inequidades en el desempeño educativo y las disparidades de ingreso y patrimonio según categorías raciales, étnicas y de género. Junto al legado de políticas que han históricamente limitado las oportunidades según criterios raciales, han contribuido al desarrollo y consolidación de estas notables diferencias.

La encuesta 2012-2014 sobre habilidades de los adultos de la OCDE (PIAAC) aporta más información al respecto. De acuerdo a un reporte de la National Skills Coalition basado en dicha encuesta, más de la mitad de los trabajadores latinos entre 16 y 64 años contaban con limitadas o nulas habilidades digitales, comparado con un promedio de alrededor de un tercio de los trabajadores estadounidenses, de cualquier raza o etnicidad. En consecuencia, el estudio sugiere que los trabajadores latinos precisan mayores oportunidades para desarrollar y consolidar sus habilidades digitales.

La pandemia de COVID-19 ha expuesto la profundidad de la brecha digital que afecta a la comunidad latina, incluyendo el desempeño educativo de niños, niñas y adolescentes. El reporte “Latino Parent Voices: What our Families Need Now” de 2020 indica que el 33% de las familias latinas reportaron no contar con acceso regular a internet, en muchos casos contando solo con acceso a través de teléfonos celulares. Adicionalmente, 53% de los padres y madres latinos reportaron no tener suficientes computadoras, tablets o laptops para sostener la educación a distancia de sus hijos.

El recientemente lanzado Beneficio de Emergencia para Internet (Emergency Broadband Benefit, EBB) es un paso clave para solucionar la insuficiente conectividad y acceso a dispositivos que afecta a los hogares latinos. Este programa provee a los hogares elegibles un descuento de hasta $50 por mes para asistir en el pago de servicios de internet de banda ancha, y un beneficio único de $100 para la compra de una computadora o dispositivo tipo tablet. La campaña EBB Para Mí, conjuntamente desarrollada por la Comisión Federal de Comunicaciones y la Hispanic Technology and Telecommunications Partnership, representa una buena práctica en términos de política adaptada culturalmente.

Mientras que este beneficio apunta a solucionar los retos en términos de conectividad y acceso a dispositivos, la brecha de habilidades digitales continúa siendo un desafío considerable. Tal como lo indica un reporte publicado recientemente por Aspen Latinos & Society, una gran proporción de la fuerza laboral latina trabaja en los sectores que presentan mayores niveles de riesgo de eliminación de puestos de trabajo debido al impacto de la automatización y la digitalización (estos son, comercio, agricultura, construcción y ocio y hospitalidad). En consecuencia, desarrollar las habilidades digitales de la fuerza laboral latina se ha vuelto más urgente que nunca. Un mayor desarrollo de habilidades digitales demandadas por el mercado puede contribuir a que los trabajadores latinos no queden atrás en la economía digital y que puedan beneficiarse plenamente de la innovación tecnológica.

En este marco, los programas Latinos and Society y Economic Opportunities del Aspen Institute han lanzado un nuevo proyecto de investigación que busca contribuir a una mejor comprensión de los obstáculos y oportunidades que los latinos enfrentan para poder integrarse más efectivamente en la economía digital. A través del proyecto, financiado por Google.org, nuestros programas interactúan con compañías que emplean latinos en los sectores de la agricultura, la industria manufacturera, la construcción, el comercio y el ocio y la hospitalidad, para identificar el tipo de habilidades digitales que requieren en el contexto de una economía en pleno cambio. El proyecto también apunta a divulgar prácticas empresarias y estrategias a nivel de ecosistemas locales que desarrollen las habilidades digitales de los trabajadores latinos de manera exitosa y que, a su vez, incrementen la productividad y la rentabilidad, beneficiando la economía local y nacional.

En la medida en que Estados Unidos se prepara para reconstruirse y reinventarse después de la pandemia, esta es una oportunidad única para identificar y promover estrategias para la inclusión digital de los trabajadores latinos, contribuyendo a una recuperación robusta y sostenible de la economía estadounidense. Como parte de estos esfuerzos, también será crucial cambiar la narrativa alrededor de los latinos y la tecnología, dando divulgación a los varios ejemplos de talento latino detrás de innovaciones revolucionarias y de gran impacto, poniendo en cuestión prejuicios y preconceptos nocivos difundidos ampliamente e inspirando a las nuevas generaciones de latinos a lo largo del país.